Vivo Dito: Performances de Argentina
ARCHIVO

ESPANTAPÁJAROS

Girondo - Espantapájaros (cubierta)
AUTOR: Oliverio Girondo
PAÍS: Argentina
CIUDAD: Buenos Aires
ESPACIO: Espacio urbano
FECHA: Agosto de 1932

Con el sello editorial de la Sociedad Editorial Proa, Girondo publica el poemario Espantapájaros (al alcance de todos). El autor opta para este libro por una estrategia publicitaria inédita, según se lee en un testimonio de la época: “Un enorme espantapájaros paseándose por las calles de la ciudad anunció, como en los carnavales de la Costa Azul, que podía comenzarse el alacraneo: el libro de Girondo, Espantapájaros, se hallaba al alcance de todos, en cualquier librería.” (El Mundo, 15 de agosto de 1932). Este espantapájaros, un muñeco gigante, de pipa, galera y monóculo, dominaba el hall de entrada de la casa de Girondo. Con ese espantapájaros se paseó el poeta por Buenos Aires durante quince días. Iba en una carroza fúnebre, tirada por seis caballos, con su auriga y lacayos apostados a cada lado. El muñeco, hecho en papel maché, era el mismo que dibujara José Bonomi para la tapa de la primera edición del libro.

REPERCUSIÓN

La inédita estrategia publicitaria resultó muy exitosa. El libro, que esperaba a sus clientes en unos puestos ubicados en la calle Florida y atendidos por señoritas, se agotó muy pronto. Sin embargo, la crítica en general lo recibe con desdén y lo ve como el último coletazo de una vanguardia ya finalizada.
El muñeco que durante años presidió la entrada de su casa de Suipacha 1444, hoy puede contemplarse en el Museo de la Ciudad de Buenos Aires.

REFLEXIONES

"Aquel paseo exótico [...] fue un suceso no sólo de venta, sino de ejercicio humorístico con el sello girondino: lo patético y lo cómico mezclados sin falsos escrúpulos. Humor que lo consagró en la literatura al imponerlo con un sentido de síntesis entre ambos conceptos, abarcando en un solo abrazo dos caras de la condición humana". (De Nobile, op. cit.)
"El enemigo, simbolizado por el hombre de levita, permite la organización del grupo vanguardista y su audiencia. [...] El espantapájaros vestido de levita sirve como símbolo para desenmascarar la realidad profunda de la dependencia cultural del arte en naciones colonizadas por Europa [...]; es el académico que importa ideologías que mantienen un orden estancante a la creación de un arte que muestre las realidades de cada escritor; [...] ejemplifica la estética decadente por su vestidura decimonónica y falsa, por su carácter de máscara, de muñeco, de fantoche. [...] El espantapájaros, una figura fabricada e instalada en el campo, metafóricamente representa la posición del arte importado y del arte imitador en América Latina". (Rizzo Vast, op. cit.).

BIBLIOGRAFÍA

s/d, El Mundo (diario), 15 agosto 1932
Rizzo Vast, Patricio, "El lugar de Girondo", Buenos Aires: Corregidor, 2001.
De Nobile, Beatriz, "El acto experimental", Buenos Aires: Losada, 1972.

INVESTIGADORES

Santiago Basso